Clínica Dental

Clínica dental y medicina estética Villacastín

Odontología Conservadora

Nuestro objetivo con la Odontología Conservadora es salvar y conservar en boca un diente enfermo o dañado, ya sea por caries, desgaste o traumatismo, con la mínima invasión posible. La odontología conservadora comprende todos aquellos tratamientos que tratan de evitar la extracción de la pieza dental y la posterior colocación de un implante.

Odontología Conservadora
Odontología Conservadora
Odontología Conservadora
Odontología Conservadora

Higiene dental

Desde Clínica Villacastín apostamos por la prevención y hacemos mucha pedagogía con nuestros pacientes en el cuidado y limpieza de los dientes en casa. No obstante, a pesar de tener muy buena higiene en casa, es importante realizar una higiene dental y una revisión al menos una vez al año con el fin de prevenir cualquier tipo de anomalía en nuestra boca y poder evitar por todos los medios la llegada de las temidas caries.

La caries dental es una enfermedad que tiene su origen en la actividad bacteriana que hay en la cavidad oral. Estas bacterias producen un ácido a partir de los restos de comida que provocan la desmineralización y pérdida de calcio del esmalte. De esta manera, el ácido que provocan estas bacterias acaban produciendo unos agujeros en los dientes, estas lesiones se conocen como caries.

Revisiones periódicas

En odontología conservadora, desde Clínica Villacastín hacemos nuestro el refrán “más vale prevenir que curar”, y solo con revisiones periódicas con tu dentista podremos ayudarte para que una pequeña caries no termine con la pérdida de un diente.

Qué favorece la caries dental

Existen otros factores que favorecen la aparición de caries, la mayoría evitables, que potencian la actividad bacteriana:

  • Higiene oral deficiente: es fundamental lavarse los dientes después de cada comida y hacerlo de forma correcta, accediendo a los espacios interdentales y la línea de las encías que es donde se acumulan las bacterias con mayor facilidad para formar el sarro.
  • Dieta rica en azúcares: este tipo de alimentos, especialmente si se ingieren al margen de las comidas facilitan que las bacterias cariogénicas se activen para digerirlos y produzcan ácidos que ataquen los dientes. Si se hace, lo más conveniente es cepillarse los dientes después de haber comido estos alimentos.
  • Falta de flúor: el flúor es necesario para la remineralización de los dientes y esta es la razón por la que la mayoría de los dentífricos contienen este mineral.
  • Sequedad bucal: una de las funciones de la saliva es contribuir a la eliminación de bacterias, por lo que la pérdida de flujo salival ayuda a la multiplicación de estos microorganismos y a potenciar su actividad. El tabaco y el alcohol favorecen la sequedad de la boca, al igual que determinadas enfermedades y medicamentos.

Tratamientos de odontología conservadora ante una caries

Una vez diagnosticada una caries, debemos actuar lo antes posible con el fin de detener su progresión y evitar que continúe la destrucción del diente hasta llegar a la pérdida definitiva.

Empaste

El tratamiento de una caries es sencillo, conocido comúnmente como empaste. Consiste en retirar la parte dañada que después rellenaremos con un material especial llamado composite, devolviéndole al diente su forma natural, su función y, si es posible, su estética.

Odontología Conservadora

Incrustación dental versus corona

Cuando una pieza está muy destruida y no podemos garantizar un empaste, nuestra recomendación es fabricar una incrustación dental o una corona.

La diferencia entre una corona dental y una incrustación es que en el caso de la corona se cubre toda la superficie del diente y en el caso de la incrustación solo aquella parte dañada. Por ello en Clínica Villacastín intentaremos siempre que sea posible fabricar una incrustación dental por tratarse de un tratamiento que va más acorde con la odontología conservadora.

Las incrustaciones dentales tienen una limitación y es que solo las podemos colocar en sectores posteriores, es decir de premolares y molares, mientras que una corona o funda se puede poner en cualquier pieza dental.

Odontología Conservadora

Existen tres tipos de incrustaciones dentales dependiendo del daño a cubrir:

Inlays: Una incrustación que no llega a las cúspides.

Onlays: Cuando abarca una cúspide dental.

Overlays: Cuando cubre por completo la cúspide dental.

Abrir chat
1
Hola, en que podemos ayudarte?