ESTÉTICA AVANZADA

Clínica dental y medicina estética Villacastín

Microdermoabrasión con punta de diamante

La microdermoabrasión con punta de diamante es un tratamiento suave, no invasivo y que se puede realizar en cualquier momento del año, tanto en hombres como en mujeres. Consiste en realizar una exfoliación mecánica de la capa más superficial de nuestra piel en la que se acumula la suciedad y las células muertas, estimulando el crecimiento de piel nueva.

El desprendimiento natural de las células muertas ocurre espontáneamente cuando somos jóvenes, pero a medida que pasa el tiempo este proceso se vuelve más lento. La piel al no poder eliminar esas células muertas, pierde oxigenación y la humectación natural, haciendo que luzca opaca, marchita y hasta cansada.

La sesión de microdermoabrasión con punta de diamante se inicia con un desmaquillado profundo. A continuación, y de manera mecánica, exfoliamos mediante un sistema basado en una pequeña punta de diamante desde el cuello pasando por todo el rostro, insistiendo en las zonas donde hay manchas, pequeñas cicatrices, poros dilatados o piel más engrosada. Una vez acabada esta exfoliación, tonificamos y aplicamos una mascarilla específica para cada tipo de piel, finalizando con un sérum y una cosmética específica.

Estas sesiones son muy completas y duran de 60 a 90 minutos. Los resultados no se hacen esperar e inmediatamente después de la sesión notarás que la consistencia de tu piel mejora, los puntos negros desaparecen, las estrías y cicatrices pierden presencia. Aunque necesitarás entre 4 y 6 sesiones para consolidar el tratamiento.

En Clínica Villacastín podemos incluso mejorar los resultados alternando la microdermoabrasión con otras técnicas médico estéticas, como el peeling químico, la luz pulsada intensa o micropunción Nanopore.

Con microdermoabrasión con punta de diamante podemos tratar diferentes áreas del cuerpo, como la cara, el cuello, el escote, el pecho, la espalda y las manos.

Microdermoabrasión con punta de diamante Mollet

El tratamiento de microdermoabrasión con punta de diamante está especialmente indicado para:

  • Prevenir y tratar pieles fotoenvejecidas
  • Pieles deshidratadas, grasas, seborreicas o asfixiadas
  • Reducir poros abiertos
  • Suavizar cicatrices superficiales y de acné
  • Disimular líneas de expresión, arrugas finas y medianas
  • Pieles con acné no inflamatorio y comedones
  • Pretratamiento de mesoterapias, peeling o biomáscaras
  • Eliminar puntos negros

Microdermoabrasión con punta de diamante Mollet

Los principales beneficios de la microdermoabrasión con punta de diamante son:

  • Ayudar a reducir las lesiones provocadas por el acné.
  • Suavizar las arrugas y finas líneas de expresión.
  • Ayudar a eliminar las hiperpigmentaciones de la piel.
  • Desobstruir los poros y puntos negros.
  • Regeneración celular.
  • Estimulación de la circulación sanguínea.
  • Incremento en la producción de colágeno.
Microdermoabrasión con punta de diamante Mollet

La importancia de exfoliar la piel

Los exfoliantes son esenciales para liberar la piel de las células muertas que se acumulan en la superficie y que pueden terminar obstruyendo los poros y dando lugar a brotes de acné. Además, a medio plazo, al retirar las células muertas de forma regular, previenes la congestión de los poros y por tanto se previene la formación de impurezas en el rostro. Los exfoliantes ayudan a lograr la apariencia de una piel joven, sana y con color unificado y luminoso. Una adecuada exfoliación también permite que los otros productos de nuestra rutina de belleza como tónicos y cremas tanto diurnas como nocturnas, penetren más profundamente en la piel. El tratamiento con microdermoabrasión con punta de diamante es un básico para lucir una piel limpia y radiante. Los exfoliantes se usan de una o dos veces por semana o según la necesidad que tenga la piel.

Si te queda alguna duda puedes programar una visita y hablamos de tu caso.

Recuerda que la visita es gratuita.

Abrir chat
1
Hola, en que podemos ayudarte?